Cuando se trata de mantenerte seguro en la carretera, nada es más importante que tus frenos. No solo te mantienen a salvo, sino que también mantienen a todos los que te rodean a salvo. Lo mejor de todo es que las pastillas de freno no son caras de reemplazar, y una vez que conozcas los indicadores de que sus pastillas de freno necesitan reemplazo, podrás ahorrarte dinero. 

¿Qué son las pastillas de frenos?

Las pastillas de freno son un componente clave del sistema de frenos del vehículo y juegan un papel importante para hacer que su automóvil se detenga cuando presiona el pedal del freno. Están hechos de una pieza plana de acero que tiene un material de fricción grueso en un lado. Cuando presiona el pedal del freno, las pastillas de freno hacen contacto con el disco de freno. Esto causa fricción que impide que las ruedas giren.

Como puedes imaginar, las ruedas de un automóvil pueden rotar increíblemente rápido, y detener un vehículo pesado mediante la fricción provoca tensión en las pastillas de freno, lo que eventualmente se desgasta con el tiempo. La rapidez con que se desgastan las pastillas de freno depende de la frecuencia con la que conduzca y de su estilo de conducción. Si maneja a través de un tráfico pesado todos los días y usa los frenos con frecuencia, o si tiene un estilo de frenado intenso, deberá reemplazar sus pastillas de freno con más frecuencia que alguien que maneja principalmente en zonas rurales o solo conduce ocasionalmente.

En esta entrada de blog, analizaremos los sistemas de frenos de disco, ya que están instalados en la mayoría de los vehículos modernos. Si tiene un vehículo más antiguo con un sistema de frenado de tambor, solo ten en cuenta que los conceptos son en su mayoría los mismos, pero habrá algunas diferencias.

¿Cuál es la diferencia en las pastillas de freno?

Las pastillas de freno están hechas de un material que maximiza la fricción. Para maximizar el agarre que las pastillas de freno ejercen sobre los discos de freno, se utilizan diferentes materiales que pueden soportar mayores demandas de temperatura y fricción.

Las pastillas de freno tienen un rango de temperatura específico para una eficiencia de frenado óptima: en los sistemas de frenado modernos, esto es alrededor de 354 grados Celsius en promedio. Para algunos casos específicos como carros de carreras, las pastillas necesitan soportar mayor cantidad de calor y necesitan disipar el calor mas rápidamente.

Para la mayoría de los carros, la recomendación del fabricante sera ideal para todo tipo de situaciones de manejo, pero ten en cuenta que si realizas alguna modificación en el rendimiento del vehículo o asistes a tocancipa o pistas de carreras, deberias considerar comprar mejores pastillas de freno.

No metálico / orgánico

Estas son las pastillas de freno más suaves disponibles. Se desgastan rápidamente y se sabe que generan grandes cantidades de polvo de freno.

Semimetálico

Estas pastillas de freno están instaladas en la mayoría de los autos nuevos que se venden hoy. El elemento metálico los hace más resistentes al calor, pero también, ligeramente menos eficientes a temperaturas más bajas. Estos se pueden usar para conducción deportiva esporadica, así como en la conducción diaria.

Cerámica

Estas son unas almohadillas de mayor rendimiento que las semimetálicas, pero también significativamente más caras. Solo son adecuadas para aplicaciones de alto rendimiento y deben calentarse adecuadamente, lo que los hace indeseables para el uso diario.

Como puedes ver, hay ventajas y desventajas para cada tipo de pastillas de freno. Para las necesidades de la mayoría de las personas, una almohadilla semimetálica será ideal.

En general, ¿con qué frecuencia se deben cambiar las pastillas de freno?

La rapidez con que se desgastan las pastillas de freno depende casi por completo de sus hábitos de manejo. Como una «regla general», debe estar entre 25,000 y 65,000 millas de un nuevo conjunto.

El manual del propietario del carro le dirá con qué frecuencia debe cambiar sus pastillas de freno, pero tenga la costumbre de pedirle a su mecánico que las revise cada vez que quite las ruedas (por ejemplo, para cambiar un neumático o hacer que gire el neumático). Pueden saber si sus pastillas de freno deben cambiarse inspeccionando la condición y el grosor de las pastillas de freno.

¿Cuáles son algunas señales de que es hora de nuevas pastillas de freno?

Teniendo una experiencia de peritaje de vehículos con mas de +5000 clientes podemos afirmar que  las pastillas de freno incorporan indicadores de desgaste. Esta es una pieza de metal suave que roza contra el rotor del freno cuando el material de fricción de la pastilla de freno está bajando. Cuando la indicación de desgaste hace contacto con el rotor del freno, escuchará un chirrido o chirrido agudo, lo que indica que las pastillas de freno requieren reemplazo.   las señales de que ya deben cambiar son:

  • Un chirrido cuando se aplican los frenos.
  • Ruidos de chirrido o chirrido al conducir
  • Mayor distancia de frenado
  • Pulsaciones a través del pedal de freno
  • El pedal del freno se sienta más bajo del piso de lo habitual

Debemos señalar que no debe ignorar ninguno de estos signos. Si lo hace, su automóvil pronto desarrollará un ruido de de aspas contantes como el roce del metal contra el metal. Esto indica que el material de fricción en las pastillas de freno se ha desgastado por completo y el metal restante ahora está rayando contra los discos de freno. Esto dañará los discos de freno y requerirá que sean reemplazados, lo que generalmente es varios miles de pesos por encima del costo para reemplazar un conjunto de pastillas de freno.

pastillas de freno para cambio

pastillas de freno para cambio

¿Qué debe hacer si necesita nuevas pastillas de freno?

Si sospecha que sus frenos pueden necesitar algo de atención, el primer paso es llamar a su mecánico de confianza y organizar una inspección. Aquí en Elperito.com en el proceso de peritaje de vehículos se inspecciona si el carro necesita un cambio de pastillas de freno y cómo esta los discos.

¿Qué más se verifica para saber que unas pastillas de freno están bien o no?

El grosor de las pastillas de freno se mide y se verifica para detectar signos de desgaste desigual, abrasión o cualquier rasguño. Se verifica el estado del disco de freno en busca de grietas, rasguños y daños. El nivel de líquido de frenos se verifica en el depósito.

Es probable que su mecánico inspeccione el estado de sus líneas de freno, le dé una rápida revisión al sistema de suspensión y revise debajo del vehículo por si hay fugas. También pueden verificar el estado de su sistema de dirección y los cojinetes de las ruedas, mientras tienen la oportunidad, ya que se puede acceder a ellos más fácilmente cuando se ha quitado una rueda.

La salud del sistema de frenos de su vehículo es fácil de verificar visualmente, y un mecanico no reemplazará un componente de frenado a menos que esté llegando al final de su vida útil. Si desea ver las piezas que se reemplazaron y cómo se desgastaron, pregúntele al técnico. Estarán encantados de mostrarle las piezas desgastadas y explicarle por qué necesitaban ser reemplazadas.

¿Cuánto cuesta reemplazar las pastillas de freno?

La estimación del precio de un reemplazo de las pastillas de freno depende del tipo de automóvil que tenga y si se requiere algún otro trabajo. Si ha permitido que sus pastillas de freno se desgasten más allá del indicador, y los discos necesitan ser reemplazados, o si sus pinzas de freno están incautadas, no pasará mucho tiempo hasta que la factura sume cientos de miles o incluso millones de pesos.

Nuestros datos nos muestran que nuestros clientes generalmente gastan entre $ 300,000 y $ 1,000,000 cuando reemplazan un juego de pastillas de freno.

Si tiene las herramientas adecuadas y algunos conocimientos mecánicos, incluso podría considerar reemplazar sus propias pastillas de freno. Pero para la mayoría de nuestros clientes, es mucho más conveniente dejar que técnicos profesionales hagan el trabajo pesado y asegurarse de que sus frenos funcionen de manera óptima para mantenerlo a salvo cuando esté en la carretera.