Audi presenta como siempre su A4 para competir en el mercado con BMW y Mercedes Benz en sus versiones sedán de alta gama. El A4 es el sedán de talla media de Audi, encontrándose entre el A3 y el A6, con una diferencia de 27 Cm más largo que el A3 y 20 Cm más corto que el A6, la motorización del A4 consta actualmente de un motor de 2.0 Lts Turbo alimentado, acompañado de un sistema hibrido de 12 Voltios, que desarrollan 190 Hp y 320 Nm de torque. En el A3 encontramos dos versiones, una con un motor 1.2 Lts Turbo alimentado de inyección directa y un 2.0 Lts también turbo cargado de inyección directa, el segundo similar al del A4, que lo llevan de 0-100 en 6.7 segundos, todos 4 cilindros. Cuando comparamos el A4 con el A6, ya se ensanchan las diferencias, pasamos de 4 cilindros a V6 y de 2.0 Lts a 3.0 Lts, lo que es una diferencia considerable en potencia subiendo a 340 Hp y 500 Nm de torque. Las diferencias externas básicamente comienzan por el tamaño, ya que el A6 es más grande, tiene más estilo de sedán ejecutivo, la ventaja del A4 es que viene en múltiples versiones donde puedes elegir desde una Hatchback, hasta una versión camioneta, haciéndolo multifacético y cubriendo la mayoría de las demandas del mercado actual. En el interior todos están actualizados con pantallas de 10? de gran conectividad y tableros totalmente digitales. Los acabados en cuero del tapizado que no pueden faltar en vehículos de esta gama y las nuevas tecnologías de seguridad, como alerta de cambio de carril, tráfico cruzado, peatones, freno de emergencia y hasta una alerta de colisión al abrir la puerta. Ahora los vehículos están más alertas que los conductores, brindando mucha seguridad.