El Chevrolet Camaro actualmente tiene cambios y mucha tecnología aplicada sin abandonar la principal caracteriza, las líneas aerodinámicas perfeccionadas en el túnel de viento le dibujan unas curvas que no se dejan pasar sin voltear a mirar. Equipado con un motor V8 de 6.2 Lts de 16 válvulas, VVT dual, de inyección directa, fabricado completamente en aluminio, desarrollando 455 HP y 617 NM de torque con tecnología AFM que permite que pase de 8 a 4 cilindros dependiendo de las necesidades de manejo, ahorrando el combustible considerablemente. El material que compone el múltiple de admisión, adicional a una cámara de resonancia que aumenta el rugido de motor en la cabina, unido a una caja automática de 8 velocidades, con opción de conducción manual y levas de cambios en el volante. Una suspensión electromagnética le da confort al Camaro, esta suspensión inteligente reacciona a las condiciones de la vía adaptando la suspensión a las características de a vía, en 4 tipos diferentes: Snow, Tour, Sport y Track. Dirección eléctricamente asistida, frenos Brembo garantizan la detención de este mounstro. En el exterior añade salidas de aire reales,rines 20?, Sun roof, logo SS, luces HID y escapes cromados ambos lados. En seguridad el camaro no se descuidó añadiendo 8 airbags, control de estabilidad y tracción, frenos ABS, EBD, luces diurnas, asistencia de obstáculos laterales. En el interior encontramos aire acondicionado bizona, calefactor y enfriador en asiento del conductor, encendido por botón y remoto, cargador inalámbrico de móvil y obviamente tapicería en cuero. No hay otro vehículo de Chevrolet que compita con el Camaro, ya que es el único vehículo de alto desempeño de la marca.