El modelo Explorer para el año 2019, proveniente de un ligero facelift de su ya totalmente renovado de la quinta generación de este reconocido modelo que fue lanzado inicialmente para el año 2011, un modelo muy popular entre las compradores urbanos y familias numerosas, pues caracterizada principalmente por si gran tamaño y espacio interior de 7 puestos, acompañada de diversas tecnologías de entretenimiento y ayudas de conducción, para el año 2018 recibe un importante cambio a niveles generales. Para ese entonces ya conocida como la Ford Explorer ecoboost acoplando un nuevo motor turbo cargado, su habitual espacio amplio en la parte interior de 3 filas de asientos, 9 airbags y un sinnúmero de ayudas de conducción. Un retoque especial en su parrilla frontal con rejillas más amplias, exploradoras LED, unos cambios estéticos muy precisos en sus parachoques, su llamativo techo panorámico de 2 piezas y en su versión de entrada unos rines de aluminio de 20 pulgadas. Pero lo más atractivo y especial de esta versión es su potente motor de 2.3L turbo de 4 cilindros llegando a unos increíbles 280hp y su caja automática de 6 marchas adelante. Además de su respectiva tracción a las 4 ruedas, y sus ya conocidos modos de manejo según el terreno. Una adaptación de asistente de arranque en pendiente, su distinguido sistema de asistencia de apoyo de frenado, un sistema de parqueo automático y para su mayor comodidad los asientos delanteros cuentan con sistema de calefacción y el relajante modo de masaje de active-motion. Una camioneta muy completa que cumple con muchos requisitos de los usuarios en cuanto a tecgologia, confort, rendimiento y sobretodo atractiva.