Como es de esperarse, mercedes continúa manteniendo viva la llama de los vehículos potentes de lujo que ha ofrecido por muchos años, la GLE en sus versiones de entrada como la GLE 450 sigue constante entre los mercados mundiales luego de su más reciente actualización para finales del 2019. Pero la versión más esperada y por la cual siempre se tarde un poco más en aparecer es la línea tope de cada serie, esta ve tratándose de la GLE 63s AMG, la digna representante del modelo más potente disponible para la SUV, una súper camioneta de lujo con suficientes valores de potencia y rendimiento y con la respectiva tecnología que requiere un modelo de esta categoría, y para esta versión AMG no contara con la tercera fila de asientos aun así sigue siendo una camioneta demasiado ágil y avanzada en todo el sentido de la palabra. Aunque para muchos lugares del mundo no se tenga fecha de disposición y demás, es lógico que la gama de AMG para este caso acopla el motor V8 turboalimentado de 4.0L generando 600 Hp lo cual es un valor sorprendente para una camioneta de estas características y tiene una caja automática de 9 marchas adelante con tracción total con diferencial de deslizamiento limitado para el eje trasero y para poder detener el peso de la misma a altas velocidades, posee frenos de cerámica de carbono y los respectivos sistemas antibloqueo, controles de tracción y estabilidad. El modelo más potente del GLE sorprende a sus conductores cuando se pisa el acelerador a fondo, pues al momento de hacerlo se experimenta toda fuerza que tiene lanzándolo con agresividad controlada, una camioneta que requiere de ciertas habilidades para ser domada.